Lun - Vie 9:00 - 15:00 | Sáb 9:00 - 14:00

(512) 888.7348

Top

¿Te gustaría prevenir o evitar las enfermedades en tus pequeñitos?

Nutrición Espinoza / ¿Sabías Que?  / ¿Te gustaría prevenir o evitar las enfermedades en tus pequeñitos?

¿Te gustaría prevenir o evitar las enfermedades en tus pequeñitos?

En diferentes temporadas del año nuestros niños están expuestos a enfermarse; las estadísticas indican que los niños suelen enfermar el doble de veces durante el período escolar que en las vacaciones, ésto debido a que la exposición a los agentes patógenos, la sensibilidad del pequeño aumenta y los focos de infección se propagan con mayor facilidad. Lo bueno es que si pones en práctica algunas medidas de prevención, puedes disminuir el riesgo de que tu hijo enferme.

1. Garantiza una alimentación sana. Los alimentos que incluimos en la dieta influyen en el funcionamiento de nuestro organismo y en el sistema inmunitario. Una alimentación sana, variada y nutritiva ayuda a fortalecer las defensas naturales del cuerpo para enfrentar las agresiones externas. Es importante hacer 5 comidas al día, un buen desayuno les proporcionará la energía que necesitarán a lo largo de la jornada.


La base fundamental de su dieta deben ser las verduras, las frutas, los lácteos, las legumbres, las carnes blancas y el pescado. Debes evitar los alimentos con grasas, exceso de azúcares y sal, así como las gaseosas y todo tipo de bollería industrial. Además, como las necesidades nutricionales de los niños son diferentes a las de los adultos ya que están en pleno crecimiento, debes asegurarte de que su dieta sea rica en minerales y vitaminas, sobre todo vitaminas C, B1, B6 y D.

2. Respeta el calendario de vacunación. Existen enfermedades potencialmente graves como rubéola, papera, poliomelitis, tosferina y difteria que se pueden prevenir si cumples el calendario de vacunación del niño.Es muy importante que tengan todas las vacunas y las reactivaciones que se deben aplicar para activar la producción de determinados anticuerpos a edades específicas. El no vacunar al niño o hacerlo fuera de la edad establecida puede implicar un aumento del riesgo de enfermar.

3. El niño debe dormir lo suficiente. Ésto permite permite que el niño descanse y recupere fuerzas, mejorar su capacidad de aprendizaje, de atención y fortalece el sistema inmunitario. Los adultos necesitamos dormir alrededor de 8 horas pero los niños necesitan más tiempo para recuperarse y descansar. Por ejemplo, un niño de 2 a 4 años debe dormir alrededor de unas 11 horas, mientras que un pequeño de 8 o 9 años necesitará dormir entre 9 y 10 horas.

4. Actividad física: Es muy importante que nuestros niños practiquen algún deporte para estar sanos, un mínimo de 45 minutos en importante.

Share
Dorian Espinoza

No Comments

Post a Comment